TDAH: Trastorno de Déficit de Atención con Hiperatividad

Psico Ayuda Infantil - TDAH: Trastorno de Déficit de Atención con Hiperatividad

El TDAH o Trastorno de Déficit de Atención con Hiperacividad es un trastorno causado por el desequilibrio químico de los neurotransmisores Dopamina y Noradrenalina. Estos neurotransmisores ocasionan un retraso en el desarrollo cerebral del niño y afectará a su atención, control de impulsos y a sus funciones ejecutivas.

Las conductas asociadas al TDAH  pueden parecer normales ya que algunas aparecen de forma normal en las primeras etapas de la infancia, así pues, es difícil detectarlo antes de los 4 o 5 años. Para detectar que se trata de TDAH deberán de aparecer sus síntomas antes de los siete años de edad y persistir almenos durante seis meses de forma persistente y continuada en todos los ambientes (escolar, familiar y social). Los síntomas afectarán necesariamente a la adaptación escolar, social y familiar del niño.

Los síntomas del TDAH son Inatención, Hiperactividad e Impulsividad. A continuación podéis visualizar el vídeo “TDAH: Tú decides Ahora” de Tdahytu.es en el que se explica el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperatividad que padece Pablo, y como afecta en la escuela y a su familia. También se explica a grandes rasgos, como intervenir para mejorar la adaptación de Pablo en los diferentes ambientes y mejorar la calidad en su relaciones con sus compañeros de clase, profesores y familia. Posterior al vídeo, os mostramos de forma más detallada, los síntomas de Inatención, Hiperactividad e Impulsivdad a través de los comportamientos más característicos de los niños con TDAH.

Inatención

  • No presta atención a los detalles y realiza errores de descuido en las tareas escolares constantemente
  • Tiene dificultades para mantener la atención en las tareas
  • Cuando se le habla da la sensación de que no escucha lo que le decimos
  • No finaliza los deberes o actividades que se le proponen
  • No  sigue instrucciones (como por ejemplo, en un juego de equipo en la escuela) y no hace caso a sus obligaciones
  • Tiene dificultades para organizarse
  • Evita tareas que requieren de un esfuerzo mental elevado y sostenido
  • Extravía objetos porque no los cuida
  • Se distrae constantemente con estímulos irrelevantes
  • Es descuidado en actividades diarias (como por ejemplo, lavarse los dientes), y en tareas escolares (como por ejemplo, presentar trabajos sucios al profesor).
  • Tiene bajo rendimiento escolar
  • Posee dificultades para establecer correctamente las prioridades
  • Le cuesta seguir una conversación correctamente
  • Las tareas largas le resultan cansadas, aunque sean simples
  • Sólo presta atención a lo que le gusta

Hiperactividad

  • Siempre está en movimiento y mueve en exceso pies y manos
  • No puede estarse quieto sentado y cambia mucho de postura
  • Corre y salta en exceso en situaciones inapropiadas
  • Tiene dificultades para realizar tareas o juegos tranquilos
  • Habla en exceso
  • Se implica en actividades peligrosas y puede tener accidentes
  • Puede llegar a ser molesto e irritante
  • Distorsiona el ritmo de la clase
  • Mordisquea y chupa lápices y otros objetos por su alto nerviosismo

Impulsividad

  • Responde precipitadamente antes de que le hayan acabado de formular la pregunta
  • No espera el turno y no respeta las colas
  • Interrumpe a los demás en sus actividades
  • Posee una conducta inmadura porque carece de reflexibilidad y madurez mental
  • No mide bien las consecuencias de sus actos
  • Se salta las normas constantemente
  • Tiene poca consciencia del peligro
  • No ha terminado la tarea y ya empieza una nueva
  • No inhibe sus conductas
  • Los castigos surgen poco efecto, así como las recompensas a largo plazo
 Psicología infantil
Categorías: TRASTORNOS FRECUENTES
Laura Aguilera

Fundadora y redactora de Psico Ayuda Infantil. Directora del Centro PAI. Psicóloga General Sanitaria y Psicopedagoga. Escritora de cuentos infantiles.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.