¿Qué es el retraso madurativo?

Psico Ayuda Infantil - ¿Qué es el retraso madurativo?

El retraso madurativo es un trastorno del desarrollo bastante común que suele afectar a los niños en las primeras etapas de la vida. En la mayoría de los casos, suele diagnosticarse en los primeros años de vida, aunque pueden pasar hasta dos o tres años, hasta que los padres no se dan cuenta de que su hijo no es capaz de realizar las mismas cosas que los niños de su edad.

El desarrollo es el resultado de la maduración del sistema nervioso, lo que conlleva a la adquisición progresiva de la psicomotricidad, del lenguaje y la comunicación, de las habilidades cognitivas, emocionales y sociales, e incluso del propio crecimiento. Por lo que su afectación consiste en un retraso en el curso normal del desarrollo que afecta a una o varias áreas de las mencionadas, en el que el niño o niña presenta características similares a la de los niños de menor edad cronológica. Este retraso puede ser de aproximadamente uno o dos años.

Causas del retraso madurativo

Entre las causas más comunes del retraso madurativo encontramos factores genéticos, infecciosos o hormonales, haber nacido con bajo peso o prematuramente, haber sufrido traumatismos, por falta de estimulación en su ambiente, o por una crianza inadecuada (hábitos como el control de esfínteres o autonomía se retrasan por el descuido o por la sobreprotección de los padres).

Por eso es tan importante mantenerse atentos a cualquier señal que pueda indicar una alteración del desarrollo infantil, ya que de esta manera se podrá comenzar cuanto antes la intervención.

Señales que alertan en el primer año de vida de un retraso madurativo

  • Inicia el gateo después de los 12 meses o incluso más tarde.
  • Después de su primer año empieza a balbucear sus primeras palabras.
  • Muestra desinterés por jugar, enseñar sus juguetes y aquello que le interesa.
  • No reacciona cuando le llaman por su nombre.
  • No sabe imitar sencillas acciones, sonidos o ritmos.

Señales que alertan a partir del segundo año de vida de un retraso madurativo

  • Empieza a dar sus primeros pasos, cuando sus coetáneos ya caminan.
  • No se integra en el juego con los niños de su edad.
  • Ni entiende ni practica el juego imaginario.

Más información sobre el juego imaginario en El juego simbólico en la infancia

  • Le cuesta mantener la concentración, por lo que no sigue conversaciones largas o cuentos explicados por los padres.
  • Su concentración en una actividad no perdura más de 10 minutos.
  • No puede seguir órdenes sencillas, ni tampoco aquellas que impliquen más de una ejecución.
  • Presenta un vocabulario escaso, por lo que no realiza respuestas muy elaboradas.
  • No sabe expresar con palabras como se siente anímicamente ni físicamente.

Consejos para padres con niños con retraso madurativo

En el retraso madurativo, el niño progresa en su desarrollo y llega a normalizarse más o menos, especialmente si recibe estimulación adecuada.  Por tanto, el retraso madurativo es temporal, permanece un tiempo limitado, hasta los 3 o 4 años.

La estimulación generalizada en el niño producirá que se creen las conexiones neuronales necesarias para adquirir de nuevo y acelerar las habilidades comentadas. Por lo que esta estimulación se tendrá que dar de forma muy precisa abarcando los siguientes puntos:

  • Potenciar habilidades como el autocuidado, el aseo, el vestirse, alimentarse, y sobre todo prestar atención a su autoestima para formar un autoconcepto positivo de sí mismo basado en la aceptación de sus cualidades.

Psico Ayuda Infantil - ¿Qué es el retraso madurativo?

  • Potenciar su lenguaje y comunicación hablándole constantemente, cantándole, fomentando la imitación de sonidos y gestos; leerle libros con ilustraciones comunicativas; nombrar alimentos mientras se prepara la comida o limpia la habitación; señalar objetos de la casa, formularle preguntas, etc.
  • Desarrollar su motricidad haciendo que juegue de cuclillas, haciéndole subir por las escaleras, ir en triciclo usando pedales, lanzarle una pelota y que la atrape con ambas manos; que imite dibujos en el papel haciendo trazos circulares, haciéndole llenar y vaciar recipientes de arena y agua, construir torres o puentes con cubos; construir puzles y discriminar figuras geométricas, etc.
  • Desarrollar y favorecer sus funciones cognitivas haciéndole resolver problemas cotidianos, identificando cosas, realizando asociaciones de conceptos, clasificaciones, realizar tareas que impliquen su atención, memoria y percepción. Algunas actividades que podéis proponerles son: “¿cuál es la figura idéntica?”, se trata de encontrar entre varias imágenes diferentes, la imagen que es idéntica a la modelo que hemos propuesto; encontrar la salida del laberinto; uniendo fichas, consiste en un unir dos fichas que están relacionadas entre sí, como una flor y una maceta, o un columpio con un parque.
  • Que adquiera nuevas responsabilidades dándole espacio a su autonomía, dejando que se relacione con otros niños de su edad que le sirvan como punto de referencia.
  • Debemos tener en cuenta que un niño con estas características hará estas tareas con un ritmo más lento, por lo que no hay que forzarlo.

Durante esta estimulación se tendrá que tener en cuenta la necesidad de evaluaciones periódicas para anotar su evolución y comprobar si el retraso se ha solucionado, o bien si por el contrario se trata de otra afectación.

Psicología infantil
Categorías: CONSEJOS PARA PADRES, TRASTORNOS DEL DESARROLLO
Noelia Díaz

Graduada en Psicología. Máster en Psicología General Sanitaria y Terapeuta sexual y de pareja. Psicóloga infanto-juvenil en Centro PAI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.