El gateo de tu bebé

Psico Ayuda Infantil - El gateo de tu bebé

Tu peque crece y es una maravilla verlo haciendo sus pequeños avances. En este artículo te mostraré algunas actividades para que ayudes a tu bebé a estimular el gateo. Acostumbra a suceder entre los siete y nueve meses de vida de tu niño.

Señales que te alertarán del inicio del gateo

  • Reflejo paracaídas: Consiste en abrir los brazos como si quisiera agarrarse en momentos en los que está a punto de caerse o cuando lo inclinas rápidamente. No se trata más que de un mecanismo de defensa, ya que el bebé extiende los brazos para evitar hacerse daño. Está aprendiendo y eso es estupendo.
  • Cuando los bebés empiezan a gatear, se colocan en posición de gateo (posición de perrito) y se mueven hacia delante y hacia atrás sin una intencionalidad clara, hasta que al final, adoptan el gateo como su forma de desplazamiento.
  • Hay que tener en cuenta que algunos niños no gatean, y aunque el gateo es un paso muy relevante antes de que el niño empiece a caminar, una vez empieza a gatear, suele transcurrir poco tiempo en empezar a dar sus primeros pasos.

Actividades para estimular el gateo de tu bebé

  • Suelen arrastrarse antes de de elevar su espalda. Puedes ayudarlo colocando la planta de tu mano sobre sus pies, como punto de apoyo, así fortalecerás las piernas para que sea más estable.
  • Pon juguetes que le puedan interesar en zonas donde tiene que estirar su tronco, cuello y brazos para alcanzarlo. Verás cómo se esfuerza y hace avances con su estabilidad. Es importante que tengas paciencia y le animes a conseguir su objetivo.

Psico Ayuda Infantil - El gateo de tu bebé

  • Enrolla una toalla como si fuera un rodillo y sujeta a tu peque por la zona del tronco, colocándolo sobre la toalla. Después, impúlsalo hacia adelante y atrás para fomentar que él mismo busque apoyo y estabilidad con sus manos.
  • Para fomentar el desplazamiento intencionado, juega con tu peque al pilla-pilla. Lo único que tienes que hacer es ponerte a su misma altura, es decir, ponerte a gatas y corretear por el piso.
  • Pídele que te atrape, él la lleva y tiene que perseguirte gateando hacia donde tu vayas. Plantea carreras pequeñas con objetivos reales. Que tu hijo consiga atraparte le gustará y reforzará sus ganas de seguir utilizando el gateo.
  • Usa tu imaginación y crea un circuito de obstáculos, por ejemplo, puedes poner cojines, túneles, etc. por el suelo para que tu bebé se divierta traspasando las barreras que le has puesto.
Psicología infantil
Categorías: CONSEJOS PARA PADRES, DESARROLLO COGNITIVO
Laura Aguilera

Fundadora y blogger de Psico Ayuda Infantil. Psicóloga del centro PAI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.

CLOSE
CLOSE