Enuresis infantil: ¿Por qué mi hijo moja la cama?

Psico Ayuda Infantil- Calendario miccional - Enuresis infantil: ¿Por qué mi hijo moja la cama?

La enuresis infantil es la incapacidad para controlar la micción nocturna del niño a una edad que según su desarrollo y madurez, debería poder controlarlo por si mismo. La gravedad de este trastorno dependerá de la frecuencia en la que sucede, la cantidad de orina y la afectación que conlleva en el niño.

Tipos de enuresis

1. Según el momento de la presentación de la incontinencia urinaria:

  • Enuresis primaria: cuando el niño nunca ha sido capaz de controlar la orina.
  • Enuresis secundaria: cuando el niño vuelve a mojar la cama tras un periodo de tres a seis meses en el que controlaba regularmente la micción urinaria.

2. Según se acompañe o no de otro tipo de síntomas en las vías urinarias:

  • Enuresis mono sintomática: el niño no tiene ningún otro síntoma de vías urinarias.
  • Enuresis no mono sintomática: el niño presenta otros síntomas, como la incontinencia urinaria diurna o la sensación de necesidad inmediata de hacer pis (urgencia miccional), etc.

3. Según la frecuencia de aparición:

  • Enuresis contínua: cuando el niño se hace pis todas las noches en la cama.
  • Enuresis intermitente: cuando el niño se levanta seco algunos días y otros días mojado.

¿Qué hace nuestro organismo durante la noche? 

Durante la noche el organismo pone en marcha una serie de mecanismos para mantener la continencia:

  • Durante el sueño se produce menos cantidad de orina.
  • Aumenta la capacidad de la vejiga para retener la orina.
  • Cuando la sensación de vejiga llena persiste durante un periodo y se convierte en una sensación más intensa, nuestro cuerpo manda una alarma y nos despertamos para orinar.

¿Cuáles son las causas de la enuresis infantil?

Hay diversas causas que pueden dar lugar a que el niño se haga pis durante el ciclo del sueño:

1. No se percata de la alarma de su cuerpo que le debería despertar ante el deseo de evacuar su vejiga. En este caso, se trata de la ausencia de la percepción del deseo de orinar que puede ser corregido mediante el reconocido PipiStop y muchos otros del mismo estilo (Dimpo, entre otros). Son aparatos que tienen una alarma que entrena al niño a darse cuenta cuando necesita despertarse para ir al lavabo a hacer pis.

2. Aumento de la producción de orina nocturna, que puede tratarse con diferentes pautas y hábitos durante el día, como por ejemplo:

  • Reducir la ingesta de líquido durante media tarde y la noche.
  • Cenar abundantemente antes de dormir puede dar lugar a este síntoma, por lo que hay que reducir la ingesta de alimentos en la cena.
  • Los niveles bajos de hormona antidiurética (hormona encargada de regular la cantidad de orina que producimos a lo largo del día) podría no segregar suficiente cantidad para reducir la cantidad de orina producida durante la noche.

Es importante acudir al pediatra que podrá derivar al niño al urólogo si lo cree necesario para realizar las pruebas y hacer la evaluación pertinente. Buscar causas físicas es el primer paso. Si no hay causas físicas aparentes, se debe tener en cuenta que la enuresis infantil también aparece como consecuencia de trastornos del estado de ánimo del niño. Un niño que está padeciendo estrés, o que está más nervioso o preocupado de lo habitual, etc. puede dar lugar a episodios de enuresis. En ese caso, el psicólogo infantil será el encargado de llevar a cabo el tratamiento y ofrecer asesoramiento a los padres.

¿Qué puedo hacer ante la enuresis infantil de mi hijo?

  • Establecer un horario miccional para llevar un control de sus evacuaciones: el niño debería orinar al menos unas seis veces (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y antes de irse a dormir). Y seguir un control marcado en el Calendario miccional. En éste podrá registrar las noches húmedas y las noches secas e ir viendo sus progresos.
  • Evitar cenas abundantes, con alto contenido en sal y con demasiado líquido. No es conveniente ingerir más de 200ml de líquido en sopas, leche, zumos, agua, etc.
  • Realizar una ingesta de líquidos con regularidad y repartirla a lo largo del día de más a menos consumo: beber más líquidos por la mañana, algo menos durante la tarde, poco en la noche y no beber nada antes de irse a la cama.
  • En el caso que sea necesario, hacer uso de antidiuréticos que se aconsejan para mejorar el funcionamiento de la hormona antidiurética.
  • Uso de aparatos de alarma pipi-stop para entrenar al niño en la sensación de vejiga llena para despertarse durante la noche a hacer pis.
  • Apoyarlo, no ridiculizarlo. Establecer pequeños pasos y reforzar positivamente su comportamiento y progresos. Estar alerta de las consecuencias emocionales que puede conllevar la enuresis infantil, por si requiere de apoyo psicológico emocional.

A continuación, os podéis descargar el Calendario miccional de Psico Ayuda Infantil para que lo imprimáis y registréis en familia las noches secas y húmedas. Haced clic encima de la imagen y se os descargará el pdf en alta resolución. ¡A por todas! ¡Vuestro peque puede superar este reto!

Psico Ayuda Infantil - Calendario miccional - Enuresis infantil: ¿Por qué mi hijo moja la cama?
Psicología infantil

 

Categorías: CONSEJOS PARA PADRES, TRASTORNOS FRECUENTES
Laura Aguilera

Fundadora y redactora de Psico Ayuda Infantil. Directora del Centro PAI. Psicóloga General Sanitaria y Psicopedagoga. Escritora de cuentos infantiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.