Desarrollo del niño: 2 a 7 años

Psico Ayuda Infantil - Desarrollo del niño: 2 a 7 años

El desarrollo cognitivo normal del niño que engloba los dos años de edad hasta los siete años y recibe el nombre de Estadio Preoperacional y está dividido en dos etapas.

Etapa Preconceptual (2 a 4 años)

  • El lenguaje se está consolidando y hay un gran avance en el comportamiento emocional y social.
  • El logro más importante es la aparición de la función simbólica, la capacidad para hacer que un objeto, cosa o palabra represente otra cosa. Esto se pone de manifiesto cuando dibuja o durante sus juegos, pero sobretodo en el uso del lenguaje. La palabra es una de las formas simbólicas que mayor incremento van a experimentar durante este periodo. A pesar de este gran avance, aún no ha conseguido desarrollar los esquemas cognitivos que le permitirán pensar de forma lógica.

El conocimiento del desarrollo del niño en esta etapa, viene caracterizado por los siguientes aspectos:

  • Juego simbólico: El niño utiliza un objeto o juguete para simbolizar otro objeto o persona.
  • Centración: Consiste en atender o centrarse en un único aspecto o rasgo sobresaliente en detrimento de los demás. Supone una incapacidad para considerar y coordinar simultáneamente varios aspectos de un objeto o hecho.

Si le presentamos al niño dos vasos llenos con la misma cantidad de agua y a continuación vertemos el contenido de uno de ellos en otro vaso más alto y más delgado, y seguidamente le preguntamos al niño qué vaso contiene más agua, responderá el vaso más alto y delgado. El niño no tiene en cuenta las diversas dimensiones del objeto, sólo la altura, que le hace parecer más grande en el caso del vaso alto y delgado, sin atender a la anchura.

  • Animismo: El niño atribuye vida, conciencia y sentimientos a los juguetes y demás cosas inanimadas de su entorno.
  • Egocentrismo: Tendencia del niño a centrarse y remitir todo a si mismo. Le impide adaptarse al punto de vista de los demás. No significa egoísmo, pero representa la creencia de que todas las personas tienen los mismos sentimientos y pensamientos que él.
  • Artificialismo: El niño piensa que todo lo que le rodea es producto de la mano del hombre.

Puede creer que el hombre ha fabricado el sol o las estrellas.

  • Estatismo: Supone una carencia en los esquemas necesarios para representar mentalmente las transformaciones realizadas sobre los objetos. En el caso de los vasos, manifiesta la incapacidad para analizar los vasos conjuntamente, es decir, no presta atención al proceso de cambio del agua de un vaso a otro.
  • Yuxtaposición: Solamente se fija en las partes sin relacionarlas dentro de un todo. No forma la idea de un conjunto.
  • Sincretismo: Consiste en cometer errores de razonamiento al intentar vincular ideas que no están relacionadas.

Si su madre tuvo un bebé la última vez que fue al hospital, el niño creerá que la próxima vez que su madre vaya al hospital traerá a casa otro bebé.

  • Irreversibilidad: Es la limitación más grande del pensamiento preoperacional y se manifiesta en la incapacidad para representar una acción en los dos sentidos de su recorrido.

Comprender como el agua helada puede descongelarse y volver a congelarse de nuevo.

Etapa Intuitiva (4 a 7 años)

  • El niño comienza a formar conceptos y puede hacer algunas comparaciones de tipo práctico, pero como no logra relacionar varias cosas al mismo tiempo, cambia de opinión rápidamente. Surge la representación articulada o intuitiva, se caracteriza porque el niño es capaz de pensar las cosas a través del establecimiento de clases y relaciones, pero todo ello de forma intuitiva, sin tener conciencia del procedimiento empleado.
  • El niño desarrolla primero la capacidad de conservación de la sustancia, luego desarrolla la capacidad de la conservación de la masa, y posteriormente la del peso y la del volumen.
  • El paso del periodo sensorio-motriz a este segundo periodo se produce a través de la imitación, que de forma individualizada el niño asume, y que produce la imagen mental en la que tiene un gran papel el lenguaje.
    En este estadio se produce una evolución que permite a los niños comenzar a dar las razones de sus creencias y acciones así como a formar algunos conceptos, pero su pensamiento no es aún operativo. Todavía no pueden hacer comparaciones mentalmente, sino que deben hacerlas una a la vez y en forma práctica. Debido a la falta de representación mental, su pensamiento está dominado por las percepciones inmediatas.
  • Los juegos de simulación se hacen menos frecuentes y en lugar de usar una cosa para representar a otra en sus juegos, empiezan a imitar la realidad y representar escenas de la vida familiar. Las imágenes y pensamientos son más complejos en el desarrollo del niño, poco a poco conceptúa, pero el pensamiento sigue siendo irreversible.
Psicología infantil
Categorías: DESARROLLO COGNITIVO
Laura Aguilera

Fundadora y redactora de Psico Ayuda Infantil. Directora del Centro PAI. Psicóloga General Sanitaria y Psicopedagoga. Escritora de cuentos infantiles.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. También puedes suscribirte sin comentar.